Ser padre en Francia

Ser padre en Francia

¿En qué momento ser padre en Francia?

Hace ya 6 años que vine a Francia por trabajo (una aventurilla temporal de 4 días en principio). ¿Quién me iba a decir a mi que yo iba a ser padre en Francia?

Me casé en 2018 con una chica de nacionalidad francesa en mi ciudad natal, en España. Algún día os haré una pequeña guía de como casarse en un país y certificarlo en otro. Unos meses después de casados, una gran noticia se presentó, mi mujer podría estar embarazada

El test de embarazo

Los test de embarazo se venden en farmacias y como en otro país valen desde 3 o 4 euros, que son ya super fiables aunque en la farmacia te recomiendan unos de 6€ que dicen que no fallan. Como consejo, deciros que el más barato es fiable en un 99% y el otro en un 99,9% o sea que casi lo mismo

Una vez que lo habéis conseguido, enhorabuena, ahora, para saber de cuantas semanas estáis hay que hacer un análisis de sangre que, pasando por el médico es completamente financiado.

Seguimiento médico

Esperaréis a la séptima u octava semana para pedir la primera cita con el ginecólogo. Estas citas hay que pagarlas en parte y os cuestan entre 50 y 70€ cada una hasta que declaréis oficialmente al final del primer trimestre el embarazo. Después, es todo financiado al 100% y os darán también los papeles para tener las ayudas del estado por tener un bebé 

De forma muy resumida diré que hay 3 citas con el ginecólogo para ver el crecimiento de la nueva criatura, y entre tanto, habrá otras citas dependiendo de las posibles patologías de la mamá.

A partir del octavo mes hay una cita cada semana hasta el día del parto. El día del parto podréis ser atendidos por vuestro ginecólogo (si este propone ese servicio)

¿Estoy preparado para ser padre en Francia?

Lo primero que hicimos fue analizar la situación, los dos teníamos una situación laboral estable y vivíamos cerca del trabajo, además de vivir cerca de su familia (la mía está a 1500 km). Todo perfecto por el momento.

Ayudas padres en Francia

Es la primera vez que soy padre así que no puedo comparar con la misma situación en España porque nunca lo he vivido. Puedo avanzaros que en Francia hay una prima al nacimiento que si no recuerdo mal ronda los 944,50€ y se cobra una vez que declaráis vuestro hijo/a en el ayuntamiento.

A parte hay una ayuda mensual que se recibe hasta los 3 años de edad que se situa entre 171,22 euros o de 85,61 euros dependiendo de vuestros ingresos. También podéis aprovechar la financiación del cuidado de vuestro hijo/a (guarderías, canguro, etc.)

En mi día a día trabajo con gente que tiene uno o más hijos y que incluso la mamá esta en paro cobrando el RSA (que en función de la situación familiar y de los hijos a cargo varía enormemente)

La conclusión es que en Francia es relativamente fácil formar una familia a nivel económico en condiciones normales

¿Dónde será el parto?

En Francia una vez que se declara el embarazo (a los tres meses de gestación aproximadamente) hay que elegir el lugar donde queremos dar a luz. También tenemos la opción de elegir si queremos una habitación clásica, o una habitación privada, para nosotros solos (unos 60€ extra por cada noche).

La finalidad de elegir el hospital es garantizar que habrá disponibilidad y que todo esté mejor organizado señalando la fecha teórica del parto.

En mi propia experiencia os diré que nosotros elegimos el Hôpital Saint Joseph, en Marsella, simplemente porque mi mujer y sus hermanos nacieron allí y su madre nos contó que la experiencia fue excelente cada vez.

Hoy en día sigue siendo el caso, incluso si en la recepción encontramos personas un poco más serias, cuando tratamos con el equipo de médicos que nos ayudan con el parto nos damos cuenta de que en un 90% son personas que disfrutan haciendo su trabajo y todo se vuelve muy agradable, en especial para la mamá.

Declarar nuestro nuevo hijo/a en Francia

El día clave ha llegado, 12 días antes de lo previsto en nuestro caso, pero nada ha impedido tener todo el confort que habíamos solicitado con antelación. Después del parto nos trasladaron a una habitación privada, y al poco tiempo nos procuraron la documentación necesaria para declarar a nuestro hijo.

En Francia hay que declarar por ley al bebé en los 5 días naturales siguientes al parto, bajo pena de 6 meses de prisión y 750€ de sanción económica.

Todo lo que debéis preparar para la declaración es: pasaporte o documento nacional de identidad del padre y de la madre con fotocopia incluida, justificante de domicilio del padre y de la madre, libro de familia y los papeles que el hospital os da referentes al nacimiento de vuestro hijo.

Esta documentación puede variar en función de si estáis casados o no. En nuestro caso como estamos casados no necesitábamos las fotocopias ni los justificantes de domicilio.

¿Cómo se va a llamar mi bebé?

Esto sí que tiene miga. En Francia el hijo lleva el único apellido del padre, o de la madre, a determinar por estos.

Si sois padre español y madre francesa, sabed que en Francia tenéis un solo apellido ya que juntan los dos apellidos del padre, con lo cual si el papá se llama Fulanito García Guerrero, su hijo se llamará Menganito García Guerrero, con lo que podrían confundirlo con un supuesto hermano cuando vuelvan al país del papá, o Menganito Dumont, si elegís el apellido de la madre.

¿Cómo resolver esto?

Para empezar tenemos que tener muy claro dónde vais a continuar vuestra vida a largo plazo. Si tenéis pensado volver a España en un periodo corto de tiempo os da igual como se llame vuestro hijo en Francia, ya que cuando lo declaréis en España va a adoptar el primer apellido del padre y de la madre en el orden que estos lo elijan.

En Francia

Si tenéis pensado vivir en Francia tenéis varias opciones:

Opción 1: dejar el apellido del padre formado por los dos apellidos (García Guerrero) vuestra esposa se convierte desde el matrimonio en Madame García Guerrero y en la familia seréis la familia “García Guerrero-Dumont”

Opción 2: Ir al consulado de vuestro país en Francia para pedir un “Certificat de Coutume” que diga que en vuestro país se pone el primer apellido del padre seguido del primer apellido de la madre o viceversa.

Con ese papel tenéis dos opciones: Podéis ponerle los apellidos del padre y la madre como haríamos en España (Menganito García Dumont), o podéis ponerle únicamente vuestro primer apellido (Menganito García)

Esta elección es muy personal y no existe una forma incorrecta de hacerlo, al fin y al cabo el niño tendrá un nombre concreto y punto. Sólo debo añadir un dato: Después de 6 años en Francia he tenido no pocos malentendidos con mis apellidos, muchas veces no saben si mi segundo apellido es mi nombre y me ponen como apellido mi nombre y primer apellido, otras veces ignoran mi nombre y piensan que mi primer apellido es mi nombre…

Por esa razón y porque yo cuento quedarme en Francia de forma “definitiva” (uno no sabe que va a pasar mañana), mi mujer y yo optamos por darle únicamente mi primer apellido para que sea la forma más fácil de reconocerlo en Francia.

¿Y en España?

No importa en qué país y bajo que costumbres llaméis a vuestro hijo, en el consulado Español de vuestro país cuando declaréis vuestro bebé recibirá dos apellidos (del padre y de la madre)

Baja para la madre en Francia

La baja para la madre en Francia esta compuesta de 6 semanas antes de la fecha prevista del parto y 10 más después del parto, a repartir como ella quiera. Hay mamás que prefieren trabajar hasta la última semana para tener 15 semanas con su bebé.

La madre tiene derecho a 15 días extra por patología que deben usarse imperativamente antes de la baja por maternidad. Si la mamá comienza la baja de maternidad después de la sexta semana antes del parto, no podrá optar a estos 15 días extra.

Baja para el padre en Francia

3 días

3 días es todo lo que la empresa proporcionará en caso de “evento familial: nacimiento” que serán completados por 11 días de la seguridad social. Y aquí es donde hay que organizarse. En mi caso, he puesto las 2 últimas semanas de vacaciones que me quedaban al final de mi baja de paternidad, para así, disfrutar de 4 semanas completas de mi hijo.

La guardería

Desde vuestras primeras citas con el ginecólogo todo el mundo os va a recomendar de hacer una preinscripción a las guarderías desde el primer día del sexto mes de embarazo para tener ALGUNA posibilidad de entrar en alguna.

Lo cierto es que, parece una misión imposible encontrar una guardería para nuestro bebé, a tal punto que, todo el mundo busca una canguro en plan B.

Para nosotros aún no es posible de hablar del tema porque aún no hemos tenido respuesta ya que está previsto para dentro de 6 meses. Pero sino tenéis guardería, y no queréis “nounou”, hay una alternativa más

La prolongación de la baja por maternidad

El “congé parental” es una continuidad de la baja por maternidad opcional en la que se siguen recibiendo ingresos en función de lo que se sigue trabajando. Así pues la madre (o el padre) ingresará 397,20€ si cesa completamente su actividad profesional, 256,78€ si trabaja un máximo de un 50% de su jornada habitual, y 148,12€ si trabaja entre un 50% y un 80% de su jornada habitual. Este “Congé Parental” esta remunerado durante los primeros 6 meses, aunque la madre puede pedir opcionalmente hasta un año y renovar dos años más sin tener ningún tipo de ingreso.

Conclusión

Con el tiempo iré actualizando esta entrada, y si me dejáis comentarios o dudas las responderé lo más detalladamente posible. Espero que os haya sido útil

4 opiniones en “Ser padre en Francia”

  1. Muchas Gracias!!!!
    Está muy bien elaborada tu experiencia,nos sirve mucho a mi y a mi esposo para darnos un sentido de orientación en cuanto al tema de ser padre.Buena suerte con tu paternidad!!!

    1. Hola Gabriel! Mi bebé nació hace ya 10 meses! Y lo de la guardería fue dificil, al final no pudimos optar a una guardería normal y corriente así que tuvimos que optar por la opción cara. Una micro-guardería, lo bueno es que la seguridad social te reembolsa hasta 740€ al mes, lo malo es que 1 día a la semana vale ya 400€ asi que nosotros lo llevamos sólo dos días a la semana. El resto nos apoyamos en los abuelos y nuestros días libres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *