Comprar un coche en Francia

Comprar un coche en Francia o una moto en su defecto debe ser una de las primeras cosas que debes hacer para ganar independencia. Antes que nada, si quieres ver la versión en vídeo de esta entrada, ¡Mira este vídeo en Youtube!

Cuando llegué a Francia en 2014 tenía únicamente dos maletas con ropa, documentación y mi teléfono móvil. Al cabo de un mes cogiendo un autobús a las 4:47 am para llegar al trabajo a tiempo, me di cuenta de que comprar un coche en Francia era absolutamente necesario

Primer coche antes de comprar un coche en Francia

Un año antes de dejar mi país había invertido unos 500€ en un viejo Peugeot 405 de 1992 con el cual me hice un Tour por toda Europa.

comprar un coche en francia

Sabía lo útil que me sería esa vieja chatarra que recorrió más de 6000km en 8 días. Compré un billete de ida a España y me traje el coche, y con él todas mis pertenencias (ordenador, videojuegos, televisor y algunas cosas para la casa), que facturadas en avión me hubieran constado una fortuna.

Yo recomendaría en el 100% de los casos recuperar vuestro coche español si lo tenéis antes de comprar un coche en Francia. Primero porque es la mínima inversión con el mismo beneficio, segundo por que traéis vuestras pertenencias por lo que cuesta la gasolina, y tercero porque seguís pagando vuestro preciado seguro barato que en ciudades como Paris o Marsella no podréis tener a menos que uséis mi truco.

¿Cuándo comprar un coche en Francia?

Al cabo de seis meses en Francia todos los vehículos con matrícula extranjera deben ser matriculados en Francia. La pregunta es, ¿cómo saben desde cuándo me he traído el coche? Fácil, ellos no te preguntan cuándo has traído tu coche, sino desde qué día estas instalado en Francia. Por lo tanto, si ha pasado un año desde que te mudaste, todavía no quieres comprar un coche en Francia y decides sólo ahora traer tu coche, debes matricularlo de inmediato para no tener problemas con los gendarmes.

Esa es la teoría, en la práctica somos muchos los que hemos circulado muchísimo tiempo con nuestro propio vehículo sin problemas mayores. En mi caso una noche me rompieron una ventanilla del coche y me robaron una bolsa de deportes que había en el maletero y la documentación del coche.

Por esta razón y porque para hacer de nuevo la documentación tenía que pasar la ITV en España, decidí llevarlo al desguace ya que la inversión era casi lo mismo que comprarme otro.

¿Dónde comprar un coche en Francia?

En Francia el mayor portal de compraventa se llama Leboncoin, y es el sitio web más visitado por los franceses después de Facebook. Hay otras páginas especializadas como LaCentrale pero al haber menos anuncios y ser más selectivo hay menos posibilidades de encontrar buenas oportunidades.

En Leboncoin hay anuncios de todo el mundo, profesionales, particulares gente especializada y gente que se deshace de viejos trastos. El conjunto de todos los anuncios en una sola web hace que entre ellos hay una enorme competencia, y por consiguiente, sea más fácil encontrar un precio justo. De esta forma, Leboncoin me parece el lugar ideal para comprar un coche en Francia.

¿Cuáles son los trámites para comprar un coche en Francia?

La documentación relevante para comprar un coche en Francia es la siguiente

Contrôle Technique o control técnico

En Francia los automóviles pasan un “Contrôle Technique” cada dos años a partir de 4 años de antigüedad. Es el equivalente a la ITV española con la ventaja de que no importa lo antiguo que sea el vehículo, nunca será cada año.

Para una venta se exige que el “Contrôle Technique” tenga una antigüedad inferior a 6 meses. Esto quiere decir que si hace 7 meses que el vehículo pasó el Contrôle Technique, debe pasarlo otra vez para garantizar una transparencia en cuánto al estado general del vehículo.

El control técnico es un “seguro” tanto para el comprador, como para el vendedor. El comprador tiene una garantía del estado del vehículo gracias a ese informe realizado por un profesional. El vendedor esta tranquilo ya que el comprador no puede volverse contra él por fraude por la misma razón.

Precio del control técnico

El precio del control técnico puede variar de un centro a otro pero ronda los 80€. En caso de no ser apto debido a alguna falta, generalmente hay una “contre-visite” o segunda visita obligatoria. Esta debe ser efectuada en 24h para que el coche pueda circular legalmente (si la falta es muy grave) o en 3 meses (si es grave). El precio de la contra-visite puede ser entre 0 y 30€. Si buscáis un centro en el que sea 0€ os recomiendo Securitest.

La Carte Grise o carta gris

La carta gris es un documento que sirve para identificar al vehículo y a su propietario. Con cada cambio de propietario se debe hacer una nueva carta gris que muestre el nombre completo del propietario actual.

Precio de la carta gris

La carta gris tiene un precio en función de los caballos fiscales del vehículo, de la región y de la antigüedad. Por ejemplo en la región PACA o región sur de Francia el caballo fiscal se paga en 2020 a 51,20€ para vehículos de hasta 10 años de antigüedad. Si tiene más de 10 años se paga el 50%. Así que si vuestro nuevo coche tiene 10 caballos fiscales, es del año 2008 y lo compráis en la región PACA el precio sera de 256€.

Podéis consultar el precio de la carta gris de todas las regiones de Francia en 2020 aquí.

He leído por ahí que hay una nueva tarifa de 500€ por caballo fiscal a partir del 35º caballo fiscal. Así que cuidado con los que vais a comprar un coche en Francia si buscáis un Bugatti Chiron.

El Certificat de Cession de Véhicule o CERFA

Este documento que podéis descargar gratuitamente aquí, es el equivalente a un contrato de compraventa el cual era obligatorio hasta 2019, pero ahora puede ser opcional, aunque yo recomiendo hacerlo en el 100% de los casos y os voy a explicar por qué.

Este documento se imprime en dos ejemplares (comprador y vendedor). En él se declara la cesión del vehículo a un nuevo propietario. También se ve reflejada la identidad del vehículo, los kilómetros en el contador al momento de la venta y los datos personales del vendedor y el comprador.

Desde 2019 se puede declarar una cesión de vehículo en internet, para ello debemos conocer todos esos datos que se escriben en el CERFA, de ahí su utilidad. Una vez el vendedor declara en línea la cesión, este recibe un código en su teléfono móvil que debe enviar al comprador para completar la operación a coste 0€.

¿Qué pasa si el vendedor no hace la cesión del vehículo online?

Aquí es cuando el CERFA se vuelve obligatorio, ya que si el vendedor no inicia la cesión online, deberemos pasar por un intermediario como FeuVert o Norauto, quienes nos cobraran unos 40€ por hacer esta gestión y nos pedirán más documentos. Aquí tenéis la lista:

-Certificat de cession du véhicule
-Informe del Control técnico de menos de 6 meses
-Permiso de conducir del comprador
-Justificante de domicilio del comprador
-Carta gris original firmada por el vendedor

Además, si no pertenecéis a la unión europea deberíais ver esta lista.

El Certificat de Non Gage

Este documento sí que es opcional para comprar un coche en Francia, pero bastante recomendable. Se trata de una declaración en la cual se garantiza que ese vehículo no tiene deudas fiscales. Podéis sacarlo vosotros mismos aquí como compradores si el vendedor os facilita su nombre completo, la matrícula y la primera fecha de matriculado del vehículo. Un truco es pedir una foto de la carta gris, ahí tenéis todo lo necesario.

Consejos para comprar un coche en Francia

Debéis hacerle 4 preguntas clave al vendedor
¿Carta gris al día?
Si no, huíd.
¿Control técnico al día?
Si no, el coche vale la mitad ya que no tenéis ninguna garantía y encima tenéis que pasarlo vosotros
¿Tiene un seguimiento del mantenimiento del vehículo?
Un seguimiento del vehículo es muy importante para saber qué se le ha hecho y cuándo. Un coche de 10.000€ con 200.000 km sin ningún seguimiento del mantenimiento no vale más de 2.500, pensad que las reparaciones pueden ser horriblemente costosas
¿Cuáles son los defectos del vehículo?
Siempre hay algún defecto, si os dicen que no tiene nada, sabed que os ocultan algo, si os dicen un defecto, preguntad otra vez, ¡habrá más!

No dudéis en dejar un comentario con cualquier duda, ¡estaré encantado de resolverla!